Visitas

Estos días he tenido menos tiempo
para sentarme delante del ordenador y la verdad es que me ha ido bien coger un
poco de distancia. Lo que empezó como un mero ejercicio de
escritura, debido a mis estados de ánimo, fue cogiendo un cariz excesivamente personal
para hacerlo público. No lo pare a tiempo y ahí esta. Como quiera que tengo por
norma no arrepentirme de lo hecho, pues…
 Intentare seguir esto de la manera más digna
posible.
 
Lo que si he hecho cada día, además de una
visita rápida a los lugares que, desde hace tiempo visito es, mirar quien visita
este espacio, o mejor dicho, de donde provienen las visitas, porque saber quien
te lee en estos espacios es imposible. Me sorprendió que, ha partir de un día
determinado, no recuerdo si el martes o el miércoles, empecé ha tener visitas provenientes
de “Lo llaman política”, blog cántabro en el que hay múltiples colaboradores y
donde alguna vez dejo algún pequeño comentario. En principio pensé que de ahí  pudieran venir las primeras visitas, pero
cuando empezaron ha repetirse el desconcierto fue mayúsculo, y uno que es un
analfabeto en muchas cosas y, sobre todo, en este mundo de la red, no entendía
como era posible, hasta que mirando la lista de “la diáspora”,  vi que había  un enlace al espacio de Fermín. No es
necesario decir que sentí, siento, una terrible vergüenza, pues esto nada tiene
que ver con lo que hacen y dicen los asiduos de “Lo llaman política”, pero al
mismo tiempo un profundo agradecimiento por añadirme, máxime si tengo en cuenta
que yo nunca mencioné este rincón y que quien quiera que fuera, (léase Oscar
San Emeterio, alias “Oscar Sin Nick”), se tomo la molestia de comprobar que
este lugar existía. Supongo que la sorpresa, de los visitantes, habrá sido mayúscula
al comprobar hacia donde les llevó el enlace  de “marras”.
 
Bueno, son casi las doce de la noche y estoy cansado, visitaré un par de
lugares que aun no he visto hoy y me retiro.
Me parece que el corrector ha
dejado la huelga, porque cuando he levantado la vista del teclado todo era
rojo.

 

Anuncios