Haciendo amigos

.Un nuevo space para visitar, 
Suriel de la jungla perdida, me visita y me invita 
ha mantener intercambio, por supuesto acepto gustoso su invitación.

 
La rutina del trabajo diario me esta sentando bien, lastima que no tengo
muchas ganas de escribir, cada tarde visito a mis blogers preferidos y leo un
rato después de cenar y poca cosa mas.

 
Esta semana el tema recurrente, en la prensa tarraconense ha sido el del
agua para Barcelona. Están mareando la perdiz unos y otros, sin llegar a
ninguna conclusión final, ya veremos en que acaba todo. Que llueva…

 
El otro tema que me ha interesado y del que más he leído, es el de las partículas
radiactivas encontradas en el entorno de la nuclear de Asco. Parece que 40
escolares, de ESO, de un instituto de Tarragona, visitaron las instalaciones
durante la crisis y nadie les informo. Los incidentes nucleares se están
repitiendo con demasiada asiduidad. En esta zona entre nucleares y petroquímica
vivimos en un polvorín.  De los
ocho reactores nucleares, con que cuenta España, tres están instalados en
Tarragona.

    En los dos temas habremos de empezar a
tener conciencia de consumo “sostenible”. Y es que nos comportamos como si
nunca nos tenga que faltar el agua en el grifo y la electricidad en el inteructor.

  
Algunos, que crecimos en un medio rural, en la España de los cincuenta y
hasta bien entrados los setenta, tenemos memoria histórica, (y tan solo tenemos
una cincuentena de años), de cuando la única agua, de que disponíamos, era la
que se recogía de la lluvia y la que íbamos ha buscar a la fuente. Los cortes
de electricidad, a la menor tormenta, podían durar días. No puedo imaginar que harían
mis hijas, sin una cosa y la otra, durante unas simples horas.

    Los daños provocados a la naturaleza, por
un estilo de vida, en exceso, consumista y derrochón de recursos, lo pagaran
caro las siguientes generaciones. ¿Estaremos ha tiempo de corregir?

    Se nota que hace días que no tecleo, vuelvo
ha cometer errores que ya estaban superados. Algún día dejare el escrito tal
cual, alguien pensara que escribo subrayado en rojo. ¡Madre mía¡, que atentado
a la  ortografía y la gramática. 

Anuncios