Valls, parte dos.

Desde que el 29 de febrero empece esta bitacora, (también es un día
curioso para empezar un proyecto), prácticamente no he hablado de
Valls. Una entrada y para despotricar. Pudiera parecer como si
estuviera ha disgusto. Nada más lejos de la realidad. Si en Cantabria
pase mi infancia y juventud, en Valls he  vivido  todo lo que es
importante en mi desarrollo  como persona. Valls es el lugar donde  se
ha desarrollado mi personalidad, para bien o para mal.
 De Valls,
aparte de decir que es una especie de ciudad dormitorio, se puede
destacar sus celebraciones, todas ellas multitudinarias: "Els Tres
Tombs", "Sant Joan", Santa Ursula, son fechas importantes en que los
Vallenses salen a la calle y muestran lo mejor de sus tradiciones. "La Firagost", feria del campo, acoge, cada mes de agosto, lo mejor de los
productos agrícolas, maquinaria  para el campo y  no se cuantas cosas
más .  Con más de 100.000  visitantes; entre autóctonos y forasteros,
en los dos días que dura, es la más concurrida de  las celebraciones.
 Si
en una entrada anterior ponía mis paisajes de infancia y juventud, hoy
quiero poner "mis paisajes cotidianos", los del día ha día. Es curioso
pero, aparte del campanario de Sant Juan, apenas si tengo fotos propias
de mi ciudad.  Por suerte he encontrado en You Tube un vídeo que ,
además  de los  paisajes que cada día recorro, muestra a muchas
personas con las que cada día me saludo.

      

Anuncios