Aigua, més aigua¡

Aigua, més aigua¡, (¡agua, más agua¡), es el titulo de  un disco del
grupo de folk catalán  el Pont D’Arcalis.
En el hacen un recorrido musical por los valles pirenaicos, con canciones de plegaria,
para favorecer las lluvias reparadoras de la  “pertinaz sequía que nos aqueja”.

 Esto es lo que habrán de hacer los
dirigentes políticos en Cataluña, en especial el amigo Cesc Baltasar, aunque el
sabe, que si finalmente la crisis remite, esta despachado.

  La falta de previsión de
gobiernos anteriores y los grabes despropósitos de los actuales en la gestión
de la crisis han llevado a una situación de conflicto que no tiene visos de
solución fácil. Asistimos, (asisto), perplejo, al espectáculo que todos estamos
dando: los amigos de Iniciativa per Catalunya en las tierras del Ebro, y en
todo el Camp de Tarragona, pidiendo la destitución de su propio Conseyer, como
si la solución fuera su salida del gobierno. Los de ERC, miembros del
tripartito, diciendo no se sabe que. El ZP desautorizando a sus compañeros de
PSC, diciendo que se estudiara el transvase del Roina y mientras tanto, la posibilidad
de que el Ebro haya visto sus aguas contaminadas por la fuga radioactiva de
Asco. Y los conservadores de CiU frotándose las manos, a la espera de réditos
electorales. ¡Quien da más¡

Hemos entrado, creo, en una etapa en que la gestión del agua va ha ser
 una cuestión estratégica básica,  quien tenga el control tendrá el poder. Por lo
tanto esta ha de estar en manos de la administración y de nadie más. Lo
prioritario es distribuir la disponibilidad de este líquido imprescindible y a
la vez garantizar los caudales ecológicos suficientes para preservar la salud
de nuestras cuencas.

 Se impone una nueva cultura del
agua, en la que los particulares dejen de tener concesiones con las que
negociar compensaciones económicas por la cesión de excedentes. ¿A quien
pertenece el agua?

  La cultura del ahorro se ha de
imponer. El espectáculo de piscinas y más piscinas particulares se ha de
acabar, esos campos de golf en lugares casi desérticos que despilfarran agua ha
de pasar a la historia. Los Ayuntamientos han de convencerse de que las plantas
autóctonas es lo ideal para sus zonas enjardinadas, (me consta que en mi
municipio ha habido iniciativas en este sentido que se han topado con la
negativa de las autoridades municipales y no estamos en una zona donde nos sobre
el agua).  

  Esperemos que la cordura se
imponga, mientras tanto roguemos:

Sant Cristo de Conques
robat de Covet,
doneu-mos aigua,
que tenim set.
 
Doneu-mos aigua
que tenim set,
Sant Cristo de Conques
robat de Covet.
 
Aigua! més aigua!
la terra n´és amanta!
La terra se mos seque,
la rella no hi entre,
lo blat se mos mor!
misericòrdia, Senyor!

Sant Cristo de Conques
robat de Covet,
doneu-mos aigua,
que tenim set.
 
Doneu-mos aigua
que tenim set,
Sant Cristo de Conques
robat de Covet.
 

Anuncios