Camp Nou

   Domingo cuatro de mayo:
   A "siscu" le prestan dos carnets del
Barça, (vista la situación nadie tiene ganas de suspender el puente
para ir a contemplar a los… a estos). El "siscu" tiene la generosa
idea de invitarme ha acompañarlo. No me puedo negar, por muchos
motivos, pero básicamente por no hacerle un feo, por no hacerle un feo
y por que es gratis.  No voy ha tener muchas oportunidades de acudir al
Camp Nou, el sueldo de un conserje no da para esas "alegrías", lo poco
que queda para el ocio prefiero gastarlo en placeres más perdurables.
  
Entrar en Barcelona después de un puente de cuatro días no parecía que
fuera ha ser una tarea fácil, por lo tanto a las tres i media nos
poníamos en camino. La autopista iba cargadita pero ágil. Antes de las
cinco ya estábamos aparcados y en los aledaños del campo, la tarde
empezaba bien, muy bien.
   Mucho "guiri", familias enteras en las
paradas de "subenirs", todos quemados por el sol, se nota que han
aprovechado el puente a fondo. Barcelona, la capital, ya es el destino
turístico preferido de Cataluña. La sombra de las olimpiadas es
alargada y por lo que parece la del Barça tanbien.
    Visita al
palacio de hielo, el Palau Blaugrana estaba cerrado, lastima. La
tienda, de vote en vote de público, fue otra de las paradas obligadas.
¡Que precios¡, y sin embargo que manera de vender…
     El museo,
los días de partido, solo está abierto para socios, (con carnet
autentificado), y previa concertación de la visita. Las buenas maneras
de relaciones públicas del "siscu" hacen milagros y nos aceptan la
disculpa de ser de Tarragona y no poder dedicar otro día a la cita con
la historia del  "mes que un club". Las fotos de los carnets no
coinciden con las "jetas" de los visitantes, "ustedes son más guapos",
nos espeta la amable vigilante, con una sonrisa de oreja a oreja, pero
nos deja pasar. La tarde seguia bien.
   "Las cinc copes" el señor
Gamper, primer presidente del club, publicaciones de principios del
siglo XX, las secciones: basquet, hokey, balonmano, por citar las más
laureadas, el "Abi" con sus blancas barbas, futbolines de todos los
aspectos, gimnasios de no se sabe cuando y, como no, faltaría más, las
dos copas de Europa. Sinceramente me esperaba algo más.
    A las
puertas de entrada de los "VIP", los disidentes clamando contra el
presidente y el cuadro técnico. ¡Pedían la contratación de Mouriño¡.
Sonaba muy teatral, no se, poco creíble.
    Instalados en
nuestras localidades, (en lo más alto del campo, junto al
vídeo-marcador norte, fútbol a vista de pájaro), el panorama era
desangelado. El poco publico recibió con pitos a los jugadores, cuando
salieron a calentar. La gran bronca se armó cuando el "presi" hizo su
aparición en el palco. Por suerte a los dos minutos, Messi empezó el
recital y acabo con las protestas. Los seis goles que reflejó el
marcador hicieron que la tarde acabase redonda. Para ser mi  segunda
visita, en treintaidos años, no se pude pedir más.

   http://www.muveemix.com/flash/muveeloader.swf

Anuncios